Es normal preocuparnos por nuestros padres durante sus años dorados, ya que todo el mundo se vuelve más frágil con el tiempo. Cada día, nos movemos un poco más lento. El tiempo incluso roba nuestras voces de su calidad juvenil, debilitándolas gradualmente a un tono completamente diferente.

Con el tiempo y la vejez vienen varias complicaciones, lo que provoca que muchos hijos inviertan los roles y ahora sean los cuidadores de sus padres. Ahora que se aproximan el Día de las Madres en mayo y el Día del Padre en junio, los especialistas del Hospital Houston Methodist te platican cómo puedes cuidarlos mejor. 

Cambiando roles a medida que tus padres envejecen

El hecho de que los hijos adultos intervengan ya sea de forma temporal o permanente, como cuidadores, puede complicar la relación entre padres e hijos, así como las otras relaciones del cuidador principal, incluidas las que tienen hermanos y un cónyuge o pareja. Aquel que tradicionalmente nutría, apoyaba y preocupaba al otro ahora se convierte en objeto de tales sentimientos porque los roles se invierten.

Estos tipos de cuidado pueden comenzar después de un evento importante, como que tu mamá sufra una caída, o el diagnóstico de una enfermedad crónica o una cirugía mayor, o puede suceder gradualmente debido al deterioro de la salud de ambos padres, cuando enviudan, o al aumentar los lapsos de falta de memoria. Es entonces cuando, por necesidad, muchos deben considerar involucrarse más en la vida diaria y el cuidado de la salud de sus padres, o si pueden asumir el papel de convertirse en cuidadores a tiempo parcial o completo.

Sé parte de las decisiones médicas
Una vez que te conviertes en cuidador, una de tus nuevas responsabilidades incluye coordinar la atención médica de tus padres. Es importante permitir que ellos tomen sus propias decisiones si pueden hacerlo. Tu función es servir como asesor informado. 

Asesora de forma clara
Debido a que no podemos predecir cuándo o si nuestra salud puede empeorar, es importante que toda la familia hable sobre los deseos respecto a la atención médica. Cuanto antes tengas estas conversaciones, mejor, especialmente con tus padres. Habla sobre los deseos de tus padres en caso de que no puedan tomar sus propias decisiones. Esto se recomienda para todos, no sólo para los adultos mayores. Recuerda comunicar tus propios deseos para su atención médica en caso de que no puedan tomar sus propias decisiones. 

Procura tener autorizaciones legales
Debido a que existen restricciones legales en cuanto a hablar sobre la atención médica de otra persona con el personal médico, así como a tomar decisiones por ellos, alienta a los miembros adultos de tu familia a que expresen sus deseos por escrito.

Tags: ,

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment