La estrategia de vacunar masivamente con una sola dosis de la vacuna antiCovid -como optaron países como Canadá y Reino Unido-, a costa de retrasar la aplicación de la segunda dosis, podría estrellarse contra la variante delta, la misma que causó estragos en el país donde surgió, India, y que amenaza con dominar el mundo por su rápida capacidad de propagación.

Una investigación del Departamento de Salud de Inglaterra (Public Health England, PHE), realizado con las dos vacunas más usadas en el país, reveló que las dos dosis de la vacuna Pfizer protege un 93% contra las hospitalizaciones de las variantes comunes del coronavirus y un 88% de la variante delta, mientras que la AstraZeneca pasa de un 66% a un 60%.

“Las dos dosis de Pfizer y AstraZeneca son lo suficientemente eficaces como para controlar esta variante, proporcionan una buena respuesta inmune y son efectivas para prevenir la hospitalización”, destaca el estudio, publicado esta semana en la revista “The Lancet”.

Sin embargo, la diferencia de estos datos comparados con los que deja la protección solo con la primera dosis es “preocupante”. El investigador de la Universidad de Leicester, Salvador Macip, explica que “ante la variante delta esta protección baja alrededor del 30%, por eso “se está viendo un aumento de casos entre las personas que aún no han sido vacunadas o han recibido un solo pinchazo”, apunta el experto.

Por eso, “lo más importante es completar, lo antes posible, esa segunda dosis en los primeros grupos”, los que ya cuentan con una, y si, además, “tenemos capacidad para vacunar por primera vez a más gente, estupendo”, destacó Federico Martinón-Torres, miembro del consejo europeo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Reino Unido, más de un 80% de la población cuenta con una dosis y el 58% con las dos, pero la aparición de la variante delta (B.1.617.2) ha supuesto un repunte de contagios y el retraso en un mes de la fase final de desconfinamiento.

La buena noticia, explicó Martinón-Torres, es que las autoridades británicas están acelerando para que “la mayor parte de la población” tengan ambas dosis, lo que está logrando que la “efectividad de la vacuna parece no resentirse o lo hace mucho menos”.

La mala noticia es que la mayor parte del mundo no está, ni de lejos, en la misma situación que Reino Unido.

Preocupación en AL

En América Latina y el Caribe solo una de cada 10 personas está vacunada contra COVID-19 a pesar de la amenaza de variantes muy contagiosas, como la delta, alertó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, quien pidió a los países del G7 dar prioridad a América Latina y el Caribe a la hora de donar mil millones de vacunas prometidas.

“La vacunas se necesitan con urgencia”, alertó la directora de la OPS.

Según el sistema diario de rastreo de “The New York Times”, hasta este domingo estaban vacunados en México con la primera dosis el 22% de la población y el 13% con la segunda, por lo que el país se coloca en el rango medio, al igual que Brasil (30%-11%) y Argentina (32%-8.2%); muy por debajo de Chile (62%-49%) y Uruguay (62%-40%), aunque muy por arriba de la mayoría de naciones como Guatemala (4.0%-0.9%), Venezuela (3.8%-0.8%) y la propia Cuba (19%-7.4%), pese a que su vacuna se encuentra a punto de superar con éxito la tercera fase.

Biden pide acelerar

Del temor a no escapó ni el presidente de EU, quien advirtió que esta variante del coronavirus será la dominante en poco tiempo en el país, por lo que aprovechó la alerta para volver a pedir a la población reticente y a los negacionistas que se vacunen para romper definitivamente la cadena de contagio.

“La variante delta hará mucho daño en algunas zonas del país. No llegaremos a confinar nada, pero hará mucho daño”, advirtió este domingo Biden, quien se propuso declarar la victoria sobre la pandemia el 4 de julio, cuando espera que el 70% de los estadounidenses estén vacunados.

Hasta el domingo, el avance era 53% con primera dosis y 45% completamente inmunizados.

Precisamente este domingo, las autoridades argentinas detectaron el primer caso de una persona contagiada con la variante delta. Llegó a Buenos Aires en un vuelo procedente de Estados Unidos.

 

0 Comments

Leave a Comment