Al ver a una persona con dientes manchados o de color amarillo inmediatamente pensamos que no se hace la higiene dental en forma adecuada o simplemente no se la hace.

Esta afección es por así decirlo una “enfermedad” antiestética que puede causar la baja del auto estima de la persona.

Cuando se inician las apariciones anormales de color en algunas áreas de los dientes como amarillos, marrones, grises, azules o hasta blancos en contraste con el resto de la dentadura. Se dice comúnmente que los dientes están manchados o son dientes amarillos. Estas manchas surgen debido a que el esmalte, que es la cubierta exterior dura de los dientes, se va desgastando por diferentes factores haciendo que quede al descubierto la dentina, el interior menos denso de las piezas dentales, el cual absorbe el color de los comestibles.

CAUSAS DE DIENTES MANCHADOS

-El Humo de los cigarrillos.

-La ingesta de bebidas como cola, té, el café, los jugos ácidos o el vino tinto.

-Golpes durante la niñez.

-El envejecimiento.

LA SOLUCIÓN

La buena higiene oral ayuda a evitar que los dientes se manchen por acción de alimentos o líquidos. Esto quiere decir, que es necesario lavarse los dientes por lo menos dos veces al día, especialmente después de las comidas.

0 Comments

Leave a Comment