• Las nuevas modalidades laborales son una tendencia creciente, que continúa ajustándose para beneficio de las madres.
• El 73% (36.2 millones) de las mujeres de 15 años y más residentes en México, ha tenido al menos un hijo nacido vivo.

“La modalidad remota le ha dado un nuevo significado a la maternidad, al poner a prueba las habilidades de las mujeres con hijos y que tienen que trabajar y apoyarlos en la escuela”, comenta Luis Merino, titular de Recursos Humanos de AIG Seguros México, ya que de acuerdo con la última encuesta ENOE 2019, realizada antes de la pandemia, este grupo representa el 73% del total de las mujeres con hijos en México que tienen que trabajar.
“La creciente incorporación de la tecnología en la vida cotidiana y en los negocios ha sido fundamental para que puedan desarrollarse estos nuevos esquemas que benefician a las madres. Se estima que en México hay 80.6 millones de usuarios de internet, de los cuales 51.6% son mujeres (INEGI, 2020)”, puntualiza Merino.
El ejecutivo de Recursos Humanos asegura que las organizaciones son cada vez más conscientes de la necesidad y conveniencia de brindar a sus colaboradoras flexibilidad y nuevos esquemas de trabajo que les permitan seguir cumpliendo sus responsabilidades como madres.


Claudia Díaz, madre de dos hijas y hoy responsable de suscripción de seguro marítimo en la aseguradora, señaló la importancia de una cultura amigable con las mamás en la empresa:
“El llamado ‘salario emocional’ –horarios flexibles, facilidad para asistir a juntas escolares y ayudarlos con sus clases ahora que están en casa– parecen intangibles, pero en realidad pueden hacer toda la diferencia y no hay salario que alcance para pagarlos”, dijo.
Los nuevos esquemas y prestaciones laborales están evolucionando hacia el cumplimiento de objetivos. Esto es parte de una visión que prioriza la diversidad, inclusión, igualdad de oportunidades y se desarrolla en el cumplimiento y reconocimiento de resultados, habilidades y potencial, independientemente de la situación familiar o el momento de vida de una persona.
“Las áreas de recursos humanos debemos tener en consideración intereses distintos y dinámicos, y profundizar en el conocimiento de los perfiles de los colaboradores. Las medidas, políticas y beneficios que ofrecemos ya no pueden ser generales, sino acordes a estos perfiles, uno de los cuales es el de las colaboradoras que son madres”, expuso Merino.
La implementación de este tipo de prestaciones va en aumento. Las nuevas estrategias de recursos humanos consideran la maternidad como una herramienta que juega a favor de las empresas, gracias a las habilidades que de ella se obtienen y al compromiso que conlleva ser proveedor de una familia.
“Ser madres nos da una oportunidad adicional para crecer, pues tener que partirte para atender las responsabilidades laborales, sin quitar la vista a los hijos nos obliga a priorizar, administrar, tener un enfoque preciso y aprender a delegar para dar resultados. La maternidad saca lo mejor de nosotras, y eso no pasa inadvertido para la alta dirección de la compañía, pues comienzan a identificar tus habilidades gerenciales para promoverte a mejores puestos. Lo he visto una y otra vez en la compañía”, aseguró Claudia Díaz.
Por su parte, Merino finalizó afirmando que la diversidad es ya un imperativo estratégico para los negocios. “Una fuerza laboral diversa y flexible puede repercutir en una mejora de los indicadores de negocio, mientras que una cultura incluyente es fundamental para ganar la batalla por el mejor talento en el mercado”, concluyó.

Tags: , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment