En México, las fracturas, son dentro de las lesiones musculoesqueléticas, la principal causa de pérdida de años laborales, por encima de las enfermedades coronarias, el cáncer y la apoplejía (1) . 

Ante este panorama, el cuidado de nuestros huesos se vuelve cada día más importante, por ello expertos del Hospital Houston Methodist te explican cómo hacer para que, en caso de sufrir una fractura, tus huesos sanen más rápido.

Un hueso roto, a menudo, significa perder movilidad y/o capacidad para realizar tareas básicas, lo cual trae consigo frustraciones o culpas porque no te puedes valer del todo por ti mismo.

“La forma más rápida de curar un hueso roto es seguir de cerca las órdenes de tu médico. En internet puedes encontrar muchos remedios populares y estrategias para curar los huesos de manera más rápida, pero sólo hay unos pocos consejos o recomendaciones científicamente probadas que los médicos han descubierto que realmente aceleran la curación de los huesos,” explicó el Dr. Ashvin Dewan, cirujano ortopédico del Hospital Houston Methodist.

¿Cómo sanan los huesos?

“Después de romperse un hueso, tu cuerpo aísla el sitio de la fractura para protegerlo e inunda el área con los nutrimentos que promueven la curación. A medida que avanza la sanación, tu cuerpo comienza a depositar hueso nuevo en el lugar de la fractura. Este hueso nuevo se endurece durante las próximas semanas. Una vez endurecido y sanado, el hueso se remodela, reforma y limpia en el transcurso del siguiente año,” comentó el especialista.

En promedio, un hueso roto puede tardar entre seis y ocho semanas en sanar. Para los niños pequeños, el proceso de curación puede ocurrir más rápidamente. Para los adultos mayores o aquellos que tienen una condición de salud subyacente, como la diabetes, la sanación puede llevar más tiempo.

“El sanar un hueso roto lleva tiempo, pero, en términos de cómo curar los huesos más rápido, se aplican tres claves que son: alineación de los fragmentos de huesos rotos, estabilidad y soporte en el lugar de la fractura mediante inmovilización y opciones de estilo de vida saludable que promuevan la curación,” afirmó el Dr. Dewan.

Es comprensible que uno de los mayores desafíos sea permanecer inmovilizado durante un período prolongado de tiempo. Pero también es una de las cosas más importantes que puedes hacer para promover la sanación de los huesos.

La inmovilización no sólo proporciona la estabilidad que ayuda a proteger el sitio de la fractura y mantiene los fragmentos de hueso correctamente alineados, sino que también ayuda a promover el proceso de curación y reduce la dolorosa hinchazón.

Otro factor importante es el adoptar hábitos saludables, que tu dieta tenga los nutrimentos, vitaminas y minerales necesarios para respaldar la biología de la curación ósea.

Una dieta saludable está llena de verduras, frutas, proteínas magras y agua. En particular, el calcio, la vitamina D y las proteínas serán importantes durante el proceso de curación de los huesos, así que asegúrate de concentrarte en las fuentes de alimentos ricos en estos nutrimentos, incluidas las verduras de hoja verde oscura, el brócoli, el pescado, la carne, el yogur, las nueces y las semillas.

0 Comments

Leave a Comment